blanqueamiento dental rubi

Blanqueamiento Dental en Rubí

Tu sonrisa no pasará desapercibida

Te ofrecemos la posibilidad de hacerte un blanqueamiento dental como parte de los tratamientos estéticos para mejorar el aspecto de la sonrisa. Uno de los mitos que existe alrededor del blanqueamiento dental es que daña el esmalte de los dientes, esto es falso. El blanqueamiento dental NO daña el esmalte de los dientes, ya que el producto actúa en la capa interior (la dentina).

No todo el mundo puede hacerse un blanqueamiento dental, es por eso que se aconseja acudir a nuestra clínica en Rubí para valorar de forma personalizada cada caso.

Contraindicaciones del Blanqueamiento Dental

El blanqueamiento dental está contraindicado en pacientes con:

  • Mala higiene, gingivitis o enfermedad periodontal sin tratar
  • Dientes sensibles
  • Caries o pérdida de esmalte
  • Bruxismo, traumatismos dentales, grietas o fisuras

Si tienes alguna duda y no estás seguro de si puedes optar a este tratamiento estético, puedes contactarnos y te ayudaremos a salir de dudas con tu blanqueamiento dental en Rubí.

Qué tener en cuenta del Blanqueamiento Dental

La mayoría de personas desea hacerse este tratamiento para tener los dientes blancos y brillantes, el blanqueamiento puede mejorar en varios tonos el color de los dientes, pero no se puede elegir un tono específico, como muchos piensan.

Alimentación y blanco de los dientes

Factores como la alimentación, bebidas que tiñen como el vino tinto o el café y el tabaco influyen directamente en la duración del blanqueamiento. Podemos decir que a modo general un buen blanqueamiento puede durar de 1 a 2 años.

blanqueamiento dental en rubi

Preguntas sobre Blanqueamiento Dental

A continuación repasamos las dudas más frecuentes que tienen nuestros pacientes sobre el servicio de blanqueamiento dental en Rubí.

El blanqueamiento dental es un procedimiento recomendado en aquellos pacientes que ya gozan de salud bucodental, pero que no están del todo contentos con la tonalidad de sus dientes, ya que sienten que sus dientes son demasiado amarillos o no lo suficientemente blancos.

Cuando hablamos de salud bucodental, nos referimos a pacientes que, principalmente, no sufran de caries (destrucción dental), gingivitis (inflamación de las encías) o periodontitis (inflamación de encías y hueso que rodea el diente), y que no padezcan de sensibilidad dental.

El primer paso consiste en una primera visita en la que se evaluará la salud dental del paciente y, de ser necesario, se indicarán medidas previas con el fin de restaurar su salud bucodental, paso imprescindible antes de realizar un Blanqueamiento Dental.

Después de eso, realizaremos una valoración del color, tonalidad y luminosidad de los dientes del paciente, y de sus expectativas, y le daremos nuestra indicación para su caso particular, si creemos que puede beneficiarse del blanqueamiento dental.

En nuestra Clínica Dental en Rubí, preferimos el Blanqueamiento Dental en Consulta con Luz Led, que es completamente efectivo en la mayoría de los casos. Algunos pacientes, sin embargo, requieren de un abordaje mixto o sucesivas sesiones de blanqueamiento dental, si bien esto suele ser necesario en muy pocos casos.

El mecanismo de acción del peróxido de hidrógeno, sustancia utilizada como principio activo en el Blanqueamiento Dental, solo tiene efecto al utilizarse sobre dientes naturales, por lo cual tanto las prótesis completas como las coronas sobre implantes no verán alterado su color, es decir, no habrá un efecto blanqueante en las prótesis. Lo mismo puede decirse de las carillas dentales, del material que sean, o de otras reconstrucciones parciales de composite realizadas en el pasado. Es decir, los empastes tampoco cambian de color luego de un blanqueamiento.

Es importante que tu dentista haga una buena historia clínica previa y te asegure que el efecto del blanqueamiento será homogéneo en toda tu sonrisa, ya que, de lo contrario, pueden darse efectos totalmente antiestéticos, que resultan en sonrisas con un aspecto que puedes considerar incluso peor al estado inicial.

Si no se realiza una historia clínica adecuada, y no se detecta adecuadamente la presencia de coronas, carillas o restauraciones de composite, podemos tener como resultado una sonrisa con dientes de diferentes colores, o dientes que tiene un aspecto de estar parchados, ya que tienen zonas restauradas que permanecen más oscuras luego del blanqueamiento dental.

Siempre, antes del tratamiento, realizamos una medición del valor, es decir el grado de luminosidad o ¨blancura¨ del diente y algunas fotografías de control. En la gran mayoría de los casos, los efectos son claramente visibles inmediatamente después del tratamiento. Sin embargo, hay que tener en cuenta que este no es el color definitivo: en general hay que esperar al menos una semana a que el nuevo color del diente se estabilice.

Pero, en definitiva, como ya hemos mencionado, en la gran mayoría de los casos, los efectos del blanqueamiento son rápidamente apreciables y puedes tener bastante confianza en que saldrás de nuestra consulta con una sonrisa completamente nueva.

Como promedio, se considera que el efecto del Blanqueamiento Dental puede durar aproximadamente un año. Esta duración, suele variar ligeramente. Sin embargo, no hay una forma de predecir la duración exacta en cada paciente. La única forma que tenemos de conocer la duración del blanqueamiento en un determinado paciente, es realizar una primera sesión de blanqueamiento y luego hacer controles a los 6 meses, a los 9 meses y luego a los 12 meses. Si hemos detectado en alguna de estas visitas que el diente ha disminuido su valor (es decir, ha perdido luminosidad), podremos plantearnos realizar un blanqueamiento dental de refuerzo, para recuperar la luminosidad perdida.

El Blanqueamiento Dental en la consulta de nuestra clínica dental puede tardar de 30 a 45 minutos. El primer paso es comprobar que los dientes y los tejidos a su alrededor se encuentren en un óptimo estado de salud. Después, se procede a colocar un protector para las encías. Una vez protegidas las encías, empezaremos a aplicar el productor blanqueante y durante unos minutos, aplicaremos una luz catalizadora que acelera la reacción del producto blanqueante sobre el diente. Finalmente limpiamos los restos del producto blanqueante. Este proceso lo repetiremos de 3 a 4 veces, hasta conseguir el efecto deseado.

El blanqueamiento dental no produce dolor dental en sí mismo. Sin embargo, previamente debe realizarse un correcto diagnóstico del estado de la salud del paciente. La única contraindicación del blanqueamiento dental relacionada con dolor, es la sensibilidad dental.

Si un paciente sufre de sensibilidad dental aguda, es posible que el blanqueamiento dental agudice un poco más su sensibilidad dental, por lo cual no se recomienda utilizar productos a base de peróxido de hidrógeno en este tipo de pacientes, si no hemos solucionado previamente el problema de la sensibilidad dental.

Para los pacientes que sufren de sensibilidad dental, otra alternativa es el uso de Carillas Dentales de Alta Estética, mediante las cuales puede conseguirse de forma permanente el cambio de color deseado, y consiguiendo al mismo tiempo tonalidades más claras y luminosas de blanco.

Para hacer que el blanqueamiento dental mediante productos a base de peróxido de hidrógeno sea más permanente y dure en el tiempo, el único método del que disponemos, consiste en realizar sesiones de blanqueamiento de refuerzo.

Después de la primera visita de blanqueamiento, se programarán algunas visitas de seguimiento, en las cuales realizaremos una medición del color y la luminosidad de los dientes, lo cual nos permitirá decidir si resultaría ventajoso o no realizar un blanqueamiento de refuerzo.

En cualquier caso, para mantener los efectos del blanqueamiento, estas sesiones de refuerzo, deberían realizarse antes de que los efectos de la primera sesión se hayan revertido, por lo cual, la sesión de refuerzo debería realizarse -en promedio- alrededor de los 9 meses después de la última sesión de blanqueamiento dental.

El blanqueamiento dental no es mejor ni peor que otro tipo de tratamientos, sino que tiene unas indicaciones, ventajas y limitaciones específicas. Algunas ventajas que podemos enumerar:

  • Bajo costo si lo comparamos con otros tratamientos
  • Poco tiempo en consulta
  • Efectos inmediatos
  • Pocos o ningún efecto secundario
  • No requiere alterar el esmalte dental
  • Altísima tasa de éxito
  • Es un tratamiento que ha pasado la prueba del tiempo
  • Resultados estéticos importantes